lunes, 17 de septiembre de 2012

Bosques Templados



LOS BOSQUES TEMPLADOS





El bioma de los bosques templados es uno de los biomas más alterado de nuestro planeta. Si se mira una mapa que muestre la densidad poblacional del mundo, se verá que corresponde con la distribución de los Bosques Templados. Durante mucho tiempo, los humanos hemos usado los árboles para leña, construcción y otros usos. También se ha deforestado para la agricultura. Estas actividades han llevado a la disminución o pérdida de este bioma en todas partes del mundo.



El Bosque Templado es muy variable: en algunos lugares predominan los árboles deciduos mientras que en otros las coníferas son mas comunes. También hay bosques mixtos con árboles de coníferas, deciduos de hoja ancha y siempre verdes de hoja ancha. Los Bosques Templados ocupan áreas con precipitación abundante y uniformemente distribuida y temperaturas moderadas con un marcado patrón estacional. La flora y la fauna de los Bosques Templados son muy diversificados, aunque muchos animales emigran o hibernan durante el frío invierno.

Clima. Los Bosques Templados se encuentran en áreas de veranos cálidos e inviernos fríos, con precipitación frecuentemente distribuida durante todo el año pero en algunas áreas es más estacional. La nieve es común en la parte norte de la zona pero disminuye grandemente en el extremo sur.


Suelos. La densa cubierta vegetal y veranos cálidos y húmedos permite el desarrollo máximo de materiales orgánicos que forman una bien desarrollada capa de humus, generalmente en suelos limosos. La superficie del suelo es marrón oscuro y ligeramente ácida, con más capas rojizas debajo resultantes de la acumulación de óxidos de hierro. Este es un suelo rico y fértil.



Vegetación. Estos bosques están compuestos principalmente por árboles deciduos, que descartan sus hojas cada otoño y desarrollan un nuevo complemento cada primavera; por lo tanto, son muy marcados los cambios estacionales en el aspecto de estos bosques. A medida que se va hacia el sur, aparecen más y más especies de árboles siempreverdes de hoja ancha. Los bosques presentan varias capas, con 1 ó 2 capas de árboles, una capa arbustiva y una capa herbácea. Usualmente hay una explosión de crecimiento y floración de las especies herbáceas durante la primavera. Las coníferas, particularmente pinos, aparecen en muchas situaciones edáficas especiales; por ejemplo, donde los fuegos son frecuentes o los suelos son pobres. Algunos árboles producen característicamente grandes cantidades de semillas en algunos años y pocas en otros. Las lianas son más comunes que en otros bosques de la zona templada, quizás por ser capaces de competir por luz cuando los árboles han perdido sus hojas; sin embargo, están ausentes las epifitas debido, quizás, a que quedan muy expuestas a las bajas temperaturas del invierno.



Diversidad. Estos bosques son complejos estructuralmente; algunos de ellos soportan una gran diversidad de especies vegetales lo que, a su vez, provee tanto recursos alimenticios como de espacio para una gran diversidad de animales. Cada tipo principal de bosque soporta su propio conjunto de especies vegetales y animales; los bosques con coníferas soportan faunas y floras diferentes que aquellos de deciduos lo que aumenta la diversidad en una base local. Esta zona presenta la mayor diversidad de algunos grupos, especialmente insectos, fuera de los trópicos. La diversidad de plantas de Norte América y de Asia oriental es muy grande debido a que se refugiaron en lugares tropicales durante las glaciaciones; por otro lado, en Europa la diversidad es baja ya que el Mediterráneo impidió que pudieran retroceder antes de la llegada de los glaciares.



Muchos grupos principales de árboles se presentan en esta zona, con familias importantes de árboles como la Pinaceae, Fagaceae, Juglandaceae, Aceraceae, Salicaceae y Betulaceae. La Rosaceae y la Ericaceae son familias dominantes de arbustos mientras que para hierbas las familias dominantes son Caryophyllaceae, Ranunculaceae, Cruciferae, Umbelliferae, Labiatae y Compositae. Los ambientes de la zona son lo suficientemente variados como para que ningún grupo particular de animales llegara a ser dominante, pero hay una alta diversidad de algunos grupos, incluyendo salamandras (con algunas familias endémicas a esta zona) y tortugas. También están bien representados en esta zona las aves paserinas, topos, roedores menores y venados.



Efectos Humanos. Las poblaciones humanas son muy altas en esta zona (incluyendo muchas de las ciudades mayores del planeta), que se caracteriza por ser climáticamente agradable y muy productiva de vida animal y vegetal cosechable. Debido a que el suelo es excelente para la agricultura, muchos bosques fueron cortados hace mucho tiempo en todas partes. Además, muchas especies de árboles son valiosos para madera así que estos bosques estuvieron siendo afectados mucho antes de la agricultura extensiva. En algunas áreas, están apareciendo crecimientos secundarios de muchas de las especies propias de la zona aunque los humanos han estado favoreciendo los pinares a través de plantaciones comerciales y de los programas de reforestación.




Deforestación y Degradación Forestal en México
 
Corte esos árboles y quémelos y pasarán muchos nutrientes
al suelo en forma de cenizas. Pero cuando usted coseche el cultivo y
deje el ganado correr, el pasto estará sacando los nutrientes
fuera del sistema y dejando que más de 100 pulgadas
de lluvia al año arranquen el suelo...
después de unas cuantas estaciones nada crecerá.
 
 

Omar R. Masera

 

México ocupa un lugar privilegiado en el mundo por la diversidad de sus bosques naturales. Los bosques y selvas brindan una infinidad de servicios ambientales, desde la regulación del ciclo hidrológico y el microclima hasta fenómenos globales como la biodiversidad y la captura de carbono. Los bosques son también una importante fuente de ingresos y de materias primas para los pobladores rurales de México al igual que para un número amplio de pequeñas empresas y grandes industrias forestales.
A pesar de este enorme acervo, históricamente el desarrollo económico en nuestro país se ha dado a costa de y no en armonía con sus recursos forestales. Hemos tenido el triste privilegio de estar entre el grupo de países con las tasas de desforestación más altas del planeta. De hecho, actualmente sólo nos queda alrededor del 10% de la superficie original de selvas altas y cerca de la mitad de la superficie de bosques templados.

Desarrollar alternativas que nos permitan conservar adecuadamente los bosques existentes e incluso recuperar parte de lo perdido y al mismo tiempo satisfacer las necesidades de los diferentes actores sociales involucrados en el sector forestal, es entonces una tarea impostergable. En este ensayo examinamos el estado actual de la desforestación y degradación forestal en el país, su diferenciación geográfica y por tipo de bosques. Revisamos también brevemente el tipo de estrategias y opciones de manejo forestal que facilitarían la transición al uso sustentable de los bosques en el mediano plazo.

 

Situación actual de la deforestación en México


Para principios de los años noventa, un 25% de la superficie de México estaba cubierta por bosques cerrados selvas altas y bajas, más los bosques templados y bosques mesófilos. Prácticamente la mitad eran bosques  (25.5 millones de hectáreas) y la mitad selvas. Adicionalmente existían alrededor de 66 millones de hectáreas de bosques abiertos: matorrales, huizachales y otros tipos de vegetación semiárida (cuadro 1).


Cuadro 1. Patrón actual de uso del suelo México 1990
Tipo de uso
 
Superficie
(millones ha)
Desforestadas
(miles ha/año)
 
Reforestadas
(miles ha/año)
Total
Forestal
·      Bosques cerrados
Bosque
Coníferas
      Latifoliadas
Selva
Alta
      Baja
·      Bosques abiertos
·      Zonas degradadas
      Bosque
      Selva
      Abiertos
 No forestal
·      Agricultura y pastizales
·      Otros usos
 
196.6
137.1
49.6
25.5
17.1
8.4
24.1
8.7
15.4
65.9
21.6
~6.8
~9.6
5.0
59.5
 51.7
7.8
 
370-720
 
127-167
 
 
189-501
 
 
54
 
20.0
(132 mil ha plantadas hasta 1990)
 
 
Fuente:          A partir del Inventario forestal de gran visión. sarh, 1992 y Bellón et al, 1994. La categoría bosques abiertos se refiere a la vegetación característica de las zonas semiáridas (matorrales, huizachales, etcétera).

 

Para 1990 se obtiene una pérdida de 7.2 millones de hectáreas de bosques aproximado de 10 a 15 años, correspondientes a tasas de cambio de entre 1 y 1.5% al año. Por otra parte, estudios de caso disponibles para los distintos tipos década de los ochenta, revelan pérdidas del 2% y hasta más del 7% al año, dependiendo del tipo de bosque (cuadro 3).


Cuadro 3.     Tasas de desforestación y sus factores asociados en regiones seleccionadas de México
  Región
Tipo de vegetación
Tasas de desforestación
(%/año)
Principales Factores
 
Los Tuxtlas, Veracruza
selva alta
    4.3%
750 ha/año
(1976-86)
ganadería
Selva Lacandonab
(río Usumacinta)
selva alta
    4.5%
14,700 ha/año
(1980-88)
ganadería ranching (200% aumento), agricultura
Sureste de Méxicoc
selva alta
    7.7%
40,000 ha/año
(1974-86)
Ganadería (42% del total desforestado), erosionado (6.7%), agricultura rtq* (3.7%), vegetación Secundaria (45%)
Palenque, Chiapasd
selva alta
    12.4%
9,500 ha/año
(1973-1981)
ganadería (no existen ya selvas altas en esta zona)
Chamela, Jaliscoe
selva baja
     3.8%
26,700 ha/año
 (1982)
ganadería, agricultura rtq
Meseta purépecha, Michoacánf
bosque de pino
     1.5-2%
1,800 ha/año
 
extracción clandestina; problemas de tenencia de la tierra, crisis de la agricultura del maíz
  Fuentes:      a) Dirzo y García, 1991; b) Cortez-Ortiz, 1990; c) Cuarón, 1991; d) sarh 1984); e)  De Ita  et al, 1991; f)  Caro, 1987 y Caro, 1990.
*rtq: roza, tumba y quema.





Estudios efectuados por la sarh (1992), FAO (1990) se puede estimar que, para finales de la década de los ochenta,  la pérdida anual en selvas alcanzaba entre 189 y 501 mil hectáreas por año, que corresponde a tasas de desforestación de entre el 0.8 y el 2% anual.
La pérdida anual en bosques era de entre 127 mil y 167 mil hectáreas por año, correspondiente a una  tasa de desforestación de aproximadamente 0.5% a 0.8% al año. La pérdida de vegetación semiárida es de aproximadamente 50 mil hectáreas por año.
La desforestación total en el país se ubicaría entonces entre 370 y 720 mil hectáreas al año.
Es difícil de estimar con precisión por la carencia de información, entre 370 y 720 mil hectáreas de masas arboladas y muy probablemente la cifra real esté cercana a la estimación alta, los bosques templados y las selvas del centro y sur de México concentran el 80% del total de la deforestación.


Estimación del porcentaje del área desforestada y afectada por incendios forestales según la actividad de cambio de uso del suelo (miles de ha/año)
Actividad
Bosque de coníferas
Bosque de
encino
Selva alta
 
Selva baja
Total
Desforestación
e incendios forestales  
163
82
237
322
804
Ganadería
 
 28%
28%
 58%
 57%
49%
Agricultura
 
 16%
17%
 10%
 14%
13%
Extracción
de madera 
 
  5%
5%
  2%
 5%
 4%
Incendios
forestales
 
 49%
47%
 22%
 7%
24%
Otrosa
 
  3%
 3%
  7%
16%
10%




Bosques en la zona de Teziutlán.



Clima

El Municipio se localiza en la  transición de los climas templados de la Sierra Norte, a los cálidos del declive del Golfo; se identifican tres climas: 
Clima templado  húmedo con lluvias en verano. Se presenta en una pequeña área del extremo Sur del Municipio. 
Clima templado húmedo con lluvias todo el año. Se intensifica en una en una franja latitudinal al centro y sur del Municipio. 
Clima Semicálido Húmedo, con abundante lluvias todo el año. Se presenta en el Norte del Municipio.


Principales Ecosistemas

El municipio ha sufrido una fuerte deforestación, sobre todo en las zonas más bajas y comunicadas que ha hecho desaparecer su vegetación original en buena parte del municipio. Sin embargo, los bosques siguen predominando al norte, existen mesófilo de montaña de encino y en ocasiones de pino-encino; en ellos se encuentran especies, tales como pino colorado, liquidámbar, encino y jaboncillo; en cuanto a fauna se encuentran: mázate, variedades de aves canoras como el clarín, zorras, zorrillos, siete rayas; variedad de víboras como la cascabel, etc.




Para implementar una prevención en contra de la extracción de flora y fauna de los bosques de la región, algunos lugares con gran vegetación participan en diversos programas ambientales, como se ve un anuncio en la siguiente imagen del municipio denominado "Cuahuloma".










BIBLIOGRAFIA:


www.igeograf.unam.mx

www.redalyc.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada